Aún es una incógnita la muerte del chofer de Ersa

Aún es una incógnita la muerte del chofer de Ersa

¡Comparte!

El cuerpo del hombre de 43 años fue hallado en barrio Villa Boedo con heridas en brazos y rostro. La autopsia dice «aplastamiento de craneo».

La muerte del chofer Gustavo Cuello que activó un paro del transporte automotor el viernes todavía no parece esclarecerse. 

Este sábado el fiscal Tomás Casas recibió el informe preliminar de la autopsia practicada al cuerpo del hombre de 43 años.

En el documento se informó que la causa del fallecimiento fue «aplastamiento de cráneo».

Las dudas en torno a la muerte en barrio Villa Boedo no se disipan sobre un posible crimen en situación de robo, un ajuste de cuentas otra hipótesis que apunta a que el chofer se habría quitado la vida. 

El cuerpo de Cuello fue hallado con heridas en sus brazos y rostro. Mientras que todavía no se encuentra su teléfono celular. Además se analizan las imágenes de domos de seguridad para seguir el trayecto del colectivo y se espera encontrar a testigos que puedan brindar datos acerca de lo ocurrido.

Compartir