Noticias

Blangino desembarca en Perú con su producto estrella: Compacto JB

La primera entrega es de 3.500 m2 de pisos que se enviarán en 6 contenedores. Este material se destinará para un establecimiento educativo en Lima, perteneciente al programa Colegios del Bicentenario.

Blangino, la empresa líder en la fabricación de pisos en Argentina, desembarca en Perú, con la exportación de su producto estrella: Compacto JB. Así lo anunciaron desde la firma mosaísta de Monte Cristo.

La primera entrega es de 3.500 m2 de pisos que se enviarán en 6 contenedores. Este material se destinará para un establecimiento educativo en Lima, perteneciente al programa Colegios del Bicentenario, un proyecto especial de inversión pública que busca mejorar la calidad educativa de estudiantes de la capital peruana y de otras 9 regiones del país inca.

El envío incluye 5 modelos de Compacto JB y sus respectivos listones. Se trata de una placa granítica monocapa pulida para piso liviana, de gran dureza y excelente brillo, con la calidad de Blangino. 

Gustavo Gómez, vicepresidente de Blangino y gerente general de la firma, destacó el acuerdo con Gallos Marmolería para la distribución del producto en Perú. 

“El gobierno peruano impulsó un proyecto muy grande de colegios y hospitales, y necesitaban de gran escala para abastecer esos edificios. En las obras está especificado la construcción con el monocapa (Compacto JB)”, explicó.

Justamente este tipo de edificios necesitan pisos “de alto tránsito” por lo que Compacto JB garantiza la “robustez y nobleza” requerida. El terrazo o mosaico tradicional fue reemplazado desde hace años a nivel mundial por este monocapa, invento de Juan Blangino, creador de la fábrica que se ubica en Monte Cristo desde 1966.

“Se trata de un proyecto grandísimo de 200 mil metros cuadrados”, destacó Gómez. 

Blangino continuará negociando para realizar la totalidad de los metros que se necesitan para este megaemprendimiento.

“Si pensamos en poner una sola máquina para esta tarea, estaría ocupada por 5 meses, con ese producto a gran escala. En el mundo no hay máquinas tan grandes y con esos procesos les puede llevar años abastecerlos”, amplió. 

“Ya dimos el primer paso que es enviar los primeros seis contenedores. Si hablamos de abastecer el proyecto total estaremos rondando los 400 contenedores”, añadió. De concretarse, se estiman más de 18 meses de arduo trabajo.

Detrás de la ingeniería de exportación estuvo el subgerente comercial de Blangino, Rubén Gatto. “Desde hace 5 meses que nuestro subgerente está realizando una gestión impecable para concretar esta venta y abrir un nuevo mercado. No es fácil comercializar con el exterior y ahora se abren las puertas de Perú”.

Blangino exporta a Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y ha logrado también hacerlo a Australia. Se busca a futuro abrir un mercado en España y desde ahora también llega a tierras incas del Perú.