Cadena perpetua contra Facundo Giménez, el femicida de Aydeé Palavecino

Cadena perpetua contra Facundo Giménez, el femicida de Aydeé Palavecino

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El crimen ocurrió en junio de 2019 y el juicio inició en julio de 2021. La Cámara 12º del Crimen, con jurados populares, impuso la pena máxima.

Facundo Giménez, femicida de Aydeé Palavecino, fue condenado a cadena perpetua por el crimen contra su expareja en la localidad de Anisacate.

La máxima pena fue dictada este martes por la Cámara 12º del Crimen, con jurados populares. 

Palavecino era una joven de 18 años, estudiante del Profesorado de Educación Primaria en la Escuela Normal Superior. Era madre de una niña de dos meses, producto de la relación con Giménez.

El hombre asesinó a su pareja el 1 de junio de 2019 por la tarde. Según la denuncia, apuñaló dos veces a su pareja en la casa donde ella vivía con sus padres en Villa Satyta, Anisacate. Giménez también atacó a su suegra quien terminó herida.

El fiscal de la Cámara 12º del Crimen, Mariano Antuña, aseguró que las pruebas son contundentes y que el acusado se enfrenta a una pena de prisión perpetua por homicidio Doblemente Calificado por la Relación de Pareja y por mediar Violencia de Género.

Desde la fiscalía y la querella, sostienen que este homicidio fue inusual porque el acusado dejó escrito un plan para asesinar a su pareja, los padres de ella y a su hija.

«Había un plan criminal. No solo era matar a Aydeé», afirmó Agustín Saieg, abogado querellante.

Según la causa judicial, el femicida dejó escrito en un cuaderno una lista de acciones de cómo iba asesinar a la familia. El joven, que se encuentra detenido en Bouwer, había listado una serie de objetos para cometer el crimen: martillo, moto, casco con antiparras, guantes, etc.

El hombre dejó escrito que tenía pensado matar a su suegra con un golpe de martillo en la cabeza y encender el gas de la casa que simulara un accidente doméstico. A su vez, planeaba huir en moto con un casco antiparras para que no sea identificado.

«Lo había planificando de antemano. Es inusual dejar rastros de esto», expresó Antuña.

Compartir