Córdoba: una joven denunció que sufrió abuso sexual y torturas en una comisaría

Córdoba: una joven denunció que sufrió abuso sexual y torturas en una comisaría

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La mujer realizó una presentación e investigan dos fiscales, y el Tribunal de Conducta Policial. Hasta el momento no hay imputados.

Dos fiscalías y el Tribunal de Conducta Policial investigan una grave denuncia, presentada por una mujer que afirma haber sido abusada y sometida a torturas en la comisaría 13 de barrio General Bustos, por policías que la detuvieron en Barrio Liceo junto a su hermano, el sábado por la tarde.

Hasta el momento, no hay imputados ni detenidos, como así tampoco ningún policía ha sido separado preventivamente de la fuerza.

La hermana de la víctima, Valeria, que trabaja en el Polo de la Mujer, contó al programa «Entre nosotros Rebeca», por radio Universidad, que «tras un problema familiar», la policía detuvo a un hermano de la denunciante, como también a ella, que se resistía a la medida.

«Cuando llegan a la comisaría 13, los bajan del móvil, y dentro de la comisaría, los rodean cerca de siete policías y ahí es donde empieza la tortura de los dos», relató la mujer.

La mujer, reconoció que su hermana atacó al móvil policial con «una pedrada», cuando intentaban detener a su hermano, aunque sostuvo que nada justifica lo que sucedió después.

Ya dentro de la comisaría, la hermana de la víctima relata que un policía la tira de los pelos dentro de una habitación, y comenzó a manosearla, sobre la ropa.

«Le tapaban la cara con su pelo, para que no viera» a los agresores y «la insultaban y agredían verbalmente».

Valeria, reconoció que además, le metieron la cabeza dentro de un balde de agua, a modo de tortura, todo lo cual está debidamente denunciado en la Unidad Judicial 14 de Alta Córdoba.

«Mi hermano también había recibido tortura, estaba todo mojado y por eso nos habían pedido la ropa para que se cambiaran», afirmó, al relatar que se encontró con ese cuadro en el momento de llegar a la comisaría.

Luego, contó que tras realizar la denuncia en la unidad judicial correspondiente, «nos enviaron inmediatamente al Polo de la Mujer».

La denunciante, de nombre Jesica, le contó a su hermana Valeria que «cuando entró a la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA», encontró a otras dos chicas golpeadas y marcadas» que habían estado detenidas en la comisaría 13 de barrio General Bustos.

Los hechos, son investigados por la fiscalía 2, de Delitos contra la integridad Sexual, a cargo de Ingrid Vago, como también la fIscalía del Distrito 3, a cargo de Patricia García Ramírez.

También se labran actuaciones en el Tribunal de Conducta Policial.

Compartir