Efecto coronavirus: se prohíben los aires acondicionados en verano

Efecto coronavirus: se prohíben los aires acondicionados en verano

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Por recomendación de la OMS, se recomienda que en alojamientos, lugares de trabajo y escuelas se garantice el aire limpio y puro.

Después de que el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmara que habrá temporada de vacaciones en la Provincia y que la misma comenzará el 1 de diciembre y culminará el 4 de abril, dio detalles de los protocolos que deberán llevarse a cabo para prevenir los contagios de coronavirus.

Entre las medidas hizo mención a que estará prohibido el uso de aire acondicionado en los alojamientos porque se lo considera contraproducente para los mejores resultados en la búsqueda de la seguridad sanitaria. 

Al respecto de los contagios vía aire, la declaración de la Organización Mundial de la Salud es muy cautelosa, ya que afirma que las pruebas son indirectas. Además, muchos especialistas habían advertido de que alertar del contagio aéreo podría ser malinterpretado por la población.

Según describe el nuevo documento del organismo, se observaron brotes en “algunos entornos cerrados, como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de culto o lugares de trabajo donde la gente puede estar gritando, hablando o cantando”.

“En estos brotes”, según específica, “no se puede descartar la transmisión de aerosoles, particularmente en estos lugares interiores donde hay espacios abarrotados y con ventilación inadecuada donde las personas infectadas pasan largos períodos de tiempo con otros”.

Puntualmente sobre la ventilación en los lugares de trabajo, escuelas y alojamientos turísticos, la OMS recomienda el aire puro y limpio. 

Es por esto que en ese sentido, aconseja “que se aumente la tasa de ventilación por medios naturales o mecánicos, preferiblemente sin reciclar el aire”. En caso de que no pueda renovarse el aire, es preciso limpiar los filtros con frecuencia, sobre todo en los puestos donde hay un riesgo medio o alto de exposición al COVID-19 para los trabajadores, como ocurre con los que atienden a los clientes en el comercio minorista o en los alojamientos turísticos y con los trabajadores domésticos”.

Fuente: El Doce TV.

Compartir