Habló el hombre que fue acusado injustamente de ser el «acosador de Monte Cristo»

Habló el hombre que fue acusado injustamente de ser el «acosador de Monte Cristo»

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dice que tiene bronca y miedo de salir a la calle y que la gente lo agreda. «Viví un infierno, Me hicieron mucho mal a mí y a mi familia. Ahora los que me difamaron tendrán que pagar las consecuencias», expresó

Roque Romero, tiene 48 años, vive en barrio Santa Catalina de Córdoba Capital, y apenas si conoce a Monte Cristo- según su testimonio- de pasada, cuando le ha tocado viajar por ruta 19.

Sin embargo esta semana le tocó vivir un infierno: se lo acusó de ser el «acosador de Monte Cristo» en las redes sociales. Al darse a conocer hoy que el verdadero responsable se presentó ante la Policía dice sentir apenas «un poco de alivio».

«Me escracharon en el face y en otras redes sociales, me acusaron de algo que no soy, ni hice», le cuenta Romero a El Piquillense, mientras su teléfono le suena constantemente.

La comunicación de este medio con el hombre injustamente señalado tuvo que darse a través del teléfono de su esposa, ya que el suyo no deja de sonar. Allí recibe llamadas y mensajes de apoyo de sus amigos y familiares, los que siempre confiaron en su inocencia.

«Esta mañana radiqué la denuncia en la Comisaría de Monte Cristo. Fui a aclarar que yo no soy el depravado. Y ya puse un abogado para que limpie mi nombre que quedó muy manchado por gente que no midió el daño que estaban haciéndome», expresó Romero.

«Tengo bronca y miedo. Porque no hice nada para merecer esto. Me da temor salir a la calle y que me vea alguien y todavía crea que yo soy el acosador», cuenta afligido.

Sobre como se filtró su nombre, Romero dice que habría sido un policía el que dijo que podría haber sido él, por un supuesto parecido físico con el acosador, y le pasó el dato a una mujer de Monte Cristo, la cual se encargó de viralizar su imagen por las redes sociales.

«Ahora me piden disculpas por acusarme de esa manera. Pero a mi y a mi familia nos hicieron mucho daño, y tendrán que pagar las consecuencias aquellos que sin saber, me difamaron. Tengo capturas de pantallas de publicaciones de mucha gente, también audios insultándome, y mi abogado los presentará en la Justicia», cuenta el hombre que vive de changas y que a raíz de esta situación hasta trabajo el han ofrecido para que no denuncie el caso.

Roque canta habitualmente en un bar de Villa Esquiú, pero teme volver a hacerlo, hasta que no pueda sentirse seguro de que la gente no lo vaya a señalar por la calle y cuenta que cuando le tocó frenar en los semáforos de Monte Cristo: «Hubo gente que me miró con mala cara. Creí que me podían llegar a agredir».

«Yo soy diabético, y con este estrés no he podido dormir casi y tengo un dolor de cabeza constante», comenta sobre su estado de salud.

Respecto al verdadero acosador, Roque opinó: «Supe que es un muchacho con problemas psiquiátricos. Es un tema que le corresponde a la Justicia resolver, no a mí».

Roque pide a modo de un «grandísimo» favor, que se de a conocer su inocencia, para volver a «vivir en paz» con su familia.

EL CASO DEL ACOSADOR DE MONTE CRISTO

Esta semana se viralizaron un video e imágenes de un hombre que fue filmado mostrándole sus genitales a una empleada de un kiosco ubicado en la zona norte de la ciudad de Monte Cristo.

También mediante las redes sociales, otra mujer dio a conocer que ya había realizado una denuncia contra el mismo sujeto, por una acción similar.

Ante tal aberración, el rechazo a la actitud de este hombre fue masivo en redes sociales, y desde el Círculo de Mujeres de Monte Cristo se llamó a una movilización masiva este miércoles, para exigirles respuestas a las autoridades sobre este y otros casos de acoso.

Hoy finalmente se supo que el acosador fue reconocido e imputado por el delito de exhibiciones obscenas, luego de ponerse a disposición de la justicia.

La misma familia del hombre de apellido Sosa habría sido quien se contactó con la Policía tras darse a conocer los hechos de acoso a través de los medios.

Compartir