26 febrero, 2024

«Hoy no gané yo, ganó todo el pueblo»

Fueron las primeras palabras del intendente electo David Moreno, tras confirmarse su triunfo en la elecciones. De la mano del abogado, el justicialismo volverá a gobernar después de 32 años.

Le acababan de transmitir el resultado de los comicios y antes de salir a las calles a festejar con su gente, el intendente electo de Piquillín, David Moreno, pasó por la Escuela Domingo Faustino Sarmiento a saludar a los presidentes de mesa y a los fiscales de los diferentes espacios políticos que participaron en la contienda electoral. Ahí se tomó un breve momento para hablar con El Piquillense.

«La verdad es que no me entra la felicidad, pero hoy no he ganado yo, ha ganado el pueblo, así que esa es la mayor satisfacción que tengo en este momento», expresó el abogado.

-¿A quiénes te gustaría agradecerles en este momento?

A todos. A todo mi equipo, a toda la gente que me acompañó, a mi familia que aguantó, a todo el que confió y al pueblo en general.

-¿El resultado final estuvo dentro de lo que esperaban?

Mirá, aun no tengo el numero final, sólo se que ganamos. Pero en nuestros cálculos esperábamos un mínimo de 580 votos y es mas o menos lo que hemos sacado. Sabíamos que con eso nos alcanzaba para ganar la elección.

-¿Querés saludar a la gente que te acompaño en esta elección?

¡Sí! De hecho me están esperando afuera para festejar. Mi saludo a los vecinos con los que estoy agradecido por esta oportunidad única, que no voy a desaprovechar. De más esta decirles que agradezco su confianza y espero su acompañamiento durante todo este tiempo, para darle una nueva cara (sic) a Piquillín.

-¿Que le van a dar vos y tu equipo de trabajo a Piquillín?

Le vamos a dar una nueva impronta a la gestión. Tengo un equipo de trabajo con ganas de hacer y con el que vamos a mejorar la Salud, vamos a hacer mas viviendas y conseguir trabajo digno para los vecinos.

-Te dejo ir a festejar…

Si. Gracias. No los quiero hacer esperar más, hace mucho tiempo que esperaban este triunfo.

Envuelto con la bandera de Piquillín, Moreno salió a la calle en donde lo esperaban sus seguidores para iniciar la caravana y concretar un festejo que tuvo que esperar 32 años.