Sociedad

La Filial de Talleres realizó donaciones a un comedor y a vecinos de La Para

Los simpatizantes albiazules de Piquillín llevaron pan a «Cacerola de Empatía» en Monte Cristo y con parte de lo recaudado en el buffet del Carnaval, entregaron bidones y botellas de agua para los damnificados por el temporal.

Tras participar el pasado fin de semana en los Carnavales de Piquillín, con un stand de venta de choripanes, los miembros de la Filial de Talleres «Mario Cuenca», llevaron a cabo dos acciones de las que ya nos tienen acostumbrados: realizaron donaciones a un comedor comunitario y a vecinos de La Para.

De la venta en el Carnaval (realizado el sábado 10 de febrero), al grupo le sobraron muchos bollos de pan, que en principio el domingo siguiente vendieron y también donaron a algunas familias de Piquillín.

Pero, al tener todavía una importante cantidad de panes en su poder, decidieron contactarse con los encargados del comedor «Cacerola de Empatía» de Monte Cristo, y les ofrecieron llevarles los bollos, que fueron entregados esa noche a las 500 familias que esperaban por su vianda.

Luego, durante la jornada del lunes siguiente, con parte de lo recaudado en el carnaval, la Filial entregó al municipio local, bidones y botellas de agua para ser donados a los vecinos de La Para, que días atrás sufrieron un temporal que inundó la localidad.