Porque no se revela la identidad de los contagiados de Covid-19

Porque no se revela la identidad de los contagiados de Covid-19

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dar a conocer el nombre o la dirección de las personas que padecen coronavirus, es un delito grave en nuestro país, y en casi todo el mundo.

Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Salud de la Nación recalcó, sobre todo a los medios de comunicación, qué los nombres y datos personales de los pacientes con diagnostico de COVID-19 confirmado deben protegerse.

A pesar de que mucha gente solicita saber las identidades de los pacientes, por si tuvieron algún contacto con esas personas, lo cierto es que el protocolo oficial no permite revelar quien tiene coronavirus. El mismo testimonio del paciente, le sirve al COE para conocer sus contactos estrechos, y así poner bajo protección a otros posibles contagiados.

Puesto que, hay muchos antecedentes de discriminación y violencia hacia quienes se contagiaron y su identidad fue divulgada, es que muchos infectados han decidido permanecer en el anonimato

«La gente debe confiar en las autoridades, que al momento de enterarse de que alguien ha sido contacto estrecho de un contagiado, se le comunicará, hisopará y aislara, por su salud y el de su entorno», dicen desde el Ministerio de Salud.

QUE DICE LA LEY

La Ley 26.529 del Derecho del Paciente, vigente desde febrero de 2010, regula las relaciones civiles entre el paciente con los médicos y con las instituciones de la Salud y legisla sobre la información que el médico debe dar y que el paciente tiene que recibir y respecto de la documentación clínica.

Por otra parte, la ley 25.326 de Protección de Datos Personales establece la protección integral de datos asentados en archivos, registros, o cualquier dato, sean éstos públicos o privados, para garantizar el derecho al honor y a la intimidad de las personas.

Finalmente, a estas posturas se suma el Secreto Estadístico, en relación a la elaboración de base de datos en el sistema de salud. Éste establece que «las declaraciones y/ informaciones individuales no podrán ser comunicadas a terceros ni utilizadas, difundidas o publicadas en forma tal que permitan identificar a la persona o entidades».

En resumen, la identidad de las personas que padecen coronavirus, no puede ser revelada, ya que es un delito grave en nuestro país, y en casi todo el mundo, a excepción de que se cuente con el consentimiento explícito del paciente.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *