Preocupación por bacteria que ya causó cinco muertes en el país

Preocupación por bacteria que ya causó cinco muertes en el país

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El estreptococo pyogenes se cobró una nueva vida, un adulto de 40 años de Pergamino, que se suma a otros cuatro casos detectados anteriormente.

Luego de que causara en los últimos días la muerte de dos niños en la ciudad de Buenos Aires y de otros dos en Misiones y Santa Fe, el estreptococo pyogenes sumó una víctima más: un adulto de la ciudad de Pergamino, al que le provocó una neumonía fatal. Aún así las autoridades sanitarias llamaron a no alarmarse ya que no se trataría de un brote epidémico.

La quinta víctima fatal de una infección por estreptococcus fue un hombre de 40 años identificado como Nicolás Dominé quien falleció el lunes a la madrugada en Pergamino como consecuencia de una bacteria muy virulenta que le produjo un deterioro fatal en pocas horas.

En el Hospital Elizalde falleció también un niño de 4 años de la ciudad de Buenos Aires. Luego se confirmarían otras dos muertes de nenas de 6 y 7 años en las ciudades de Posadas y Rosario.

Aunque cuatro de las cinco muertes por infecciones invasivas por estreptococo correspondieron a niños, éstos no constituirían precisamente el grupo poblacional de mayor vulnerabilidad.

El estreptococcus es una bacteria presente en forma asintomática en buena parte de la población. Si bien produce generalmente enfermedades benignas, como anginas con placas, escarlatina e impétigo, en ocasiones también puede dar lugar a serias complicaciones, entre ellas una infección generalizada potencialmente fatal.

Como explican infectólogos, «en esta época del año al menos uno de cada cinco chicos en edad escolar es portador sano del estreptococo, una bacteria que según el grado de concentración se transmite al toser, estornudar y hablar, y se mantiene en el ambiente gracias a la portación humana en las mucosas y la piel».

Aunque no existe una vacuna contra el estreptococo, por lo que no es inmunoprevenible, las infecciones producidas por él resultan en general fáciles de tratar. Para ello es necesario detectar su presencia a través de un hisopado a fin de determinar el tratamiento antibiótico a seguir y realizarlo en forma adecuada para erradicar por completo la infección. Y es que en caso contrario puede que ésta se autolimite dejando secuelas a largo plazo, como la fiebre reumática o afecciones a nivel renal.

SINTOMAS

«Conviene estar atentos a la aparición de fuerte dolor de garganta o síntomas similares a la faringitis, fiebre con altas temperaturas y lesiones en la piel que no terminan de sanar«, detallaron desde el Ministerio de Salud.

Ante estas manifestaciones es preciso consultar a un médico, quien puede ordenar a la vez un hisopado a fin de determinar si se trata de una infección de streptococcus pyogenes o no.

En cuanto a las medidas de prevención, éstas son similares a las que se recomiendan para la gripe: lavarse las manos con frecuencia y mantenerlas desinfectadas; no automedicarse, ya que esto puede resultar contraproducente; e higienizar de inmediato las heridas en la piel a fin de evitar una posible infección.


Fuente: La Nueva Mañana

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *