Politica

«Queremos un pueblo en donde haya oportunidades para todos»

El candidato a intendente de Piquillín por el radicalismo, David Obregón, dice que su lista es un equipo «nuevo y mejorado» en el que cada uno va a ser «parte de las decisiones que van a llevar el destino de nuestro pueblo al crecimiento».

«Toda mi vida viví en Piquillín, nací y me críe en el pueblo, así que soy bien piquillense», se define David Obregón, el docente de 37 años que el comité radical eligió como su candidato a intendente para las próximas elecciones del 11 de junio.

-Contame, ¿cuándo dijiste por primera vez, “a mí me gustaría ser intendente algún día”?

Estábamos un domingo de elecciones, se votaba para legisladores, diputados y senadores y era mi primer voto. Viví la experiencia de entrar al cuarto oscuro por primera vez a los 18 años. Recuerdo que fui acompañado de mis viejos. Era un día lluvioso, cuando entré al cuarto oscuro y empecé a ver todo este movimiento de una elección, el mundo de la política me llamó la atención. Luego, en una reunión familiar, hice el chiste de que algún día iba a ser el intendente y a un tío de Córdoba no se le pasó ese comentario, y al tiempo me dijo que tenía que empezar a prepararme.

-¿Cómo entraste en la política?

Yo recién estaba arrancando la facultad y se empezaban a preparar las elecciones del año siguiente, las del 2007. En ese momento iba como candidato Rodolfo (Griffo) y él fue quien me preguntó si quería participar. Le dije que sí y así arranqué en el mundo de la política, con Rodolfo, en la que era su última elección. Después con el tiempo me fui interiorizando un poco más, trabajando en la Juventud y haciendo el camino que me trajo al día de hoy, a ser uno de los candidatos a intendente de Piquillín. Por supuesto que en el medio hubo un montón de crecimiento, de aprendizajes que he ido madurando para hoy presentarme y ser el representante del radicalismo y a futuro, si Dios Quiere, el representante del pueblo.

-¿De donde viene tu pertenencia al radicalismo?

El radicalismo viene más por la familia de mi mamá y mi abuelo. Igual mi papá siempre manifestó que su primer voto fue para Alfonsín, en el año 83 y nunca más cambió su voto. En la familia siempre hemos estado dentro del radicalismo, participando de a poco con mis hermanos, cuando fuimos creciendo nos involucramos cada vez más. Reconozco que fui yo quien fue llevando al resto de mis hermanos a trabajar en el radicalismo de Piquillín.

Tu militancia te llevó a ser presidente de la Juventud Radical, ¿cómo llegaste a ocupar el cargo?

En el año 2011 fue cuando empezamos a involucrarnos con los jóvenes de la localidad, en las actividades partidarias dentro del departamento y fueron los representantes de la Juventud del departamento los que nos dijeron que nos organicemos. Entonces empezamos a armar el comité de la juventud y en ese momento me eligieron como presidente. Ya teniendo una estructura, empezamos a involucrarnos más a nivel departamental y también a nivel provincial con nuestra Juventud. En 2020 también fui honrado como presidente del comité mayor, una gran alegría y responsabilidad para mi.

-¿Qué sentiste al ser elegido por el partido como candidato a intendente?

Yo soy consciente del lugar que estoy ocupando y me siento honrado de que me hayan elegido como candidato, así como después va a ser un orgullo que la gente me elija intendente. Esto es una gran responsabilidad, un desafío enorme para el que ya hace bastante tiempo vengo trabajando y preparándome. Voy a poner toda mi energía pensando en el bien comunitario. Toda decisión política que tome va a ser el bien del pueblo y su progreso.

-¿Cómo estás trabajando esta campaña electoral?

Estamos visitando a los vecinos, recorriendo las calles, charlando con cada persona que nos abre la puerta de su casa. Si tengo que sacar algo enriquecedor de esto es justamente el diálogo con la gente, porque lo lindo de esto es poder sentarse en la mesa de las familias, charlar y conocernos, porque más allá de que somos vecinos del pueblo, a veces no sabemos cosas particulares que pasan. En la confianza del diálogo por momentos te olvidas que estás haciendo la campaña y te pones a charlar. En ese diálogo te cuentan sus problemas, el día a día, las problemáticas a nivel país y como la van remando con la familia. Eso enriquece mucho.

-¿Qué pudiste sacar de esas charlas?

Uno tiene un panorama de lo que es el pueblo y lo que necesita, pero en el diálogo la gente te hace ver algunas cuestiones y te habla de algunas problemáticas más particulares. A esos planteos los analizamos en una mesa de trabajo y armamos un proyecto en base a estas sugerencias. La población nos ha marcado algunos ejes fuertes para empezar a fortalecer como lo son las fuentes de trabajo para los jóvenes, también trabajar fuertemente con los profesionales de nuestro pueblo, brindarles los espacios para que ellos se puedan desarrollar profesionalmente. Antes era un poco más complicado estudiar y era más difícil encontrar profesionales en pueblo, hoy si haces un recorrido cuadra por cuadra, encontrás médicos, abogados, docentes, chicos que están estudiando ingeniería, o sea, tenemos profesionales en el pueblo y yo creo que hay que darles espacios para que empiecen a crecer profesionalmente en su lugar de origen.

-Desde que sos candidato, ¿podés dormir?

Poco. Me despierto y lo primero que pienso es que hice, que me faltó hacer y que quedó pendiente del día anterior. En mi mesa de luz tengo una agenda en la que voy anotando todo. Y la verdad es que en este tiempo no se duerme mucho, la cabeza va pensando todo el tiempo: cómo armar el equipo, como armar un proyecto, a donde hay que ir, a quien visitar. Se descansa poco, pero igual soy de ponerle bastante energía y estoy contento del lugar que ocupo.

-¿Fue difícil armar la lista?

-No, la verdad que no. Me llevó alrededor de un mes buscar a las personas que la integran y pude formar un gran equipo. A los primeros que llamé fue a Romina (Ríos) y a Luciano (Cornejo) y se sumaron sin dudar. Y así fue con los demás. Cuando llegó el momento de armar la lista, noté que todos podían ocupar cualquier lugar, porque todos opinan, todos tienen ideas. Me gusta el equipo porque todos tienen una visión del pueblo pujante y de un Piquillín pensado a futuro. Entonces al momento de armar el equipo me encontré con toda esa energía, esa capacidad y toda esa fuerza para trabajar. Yo creo que más allá del lugar que ocupen, la idea es trabajar con todo el equipo y que todos sean parte. Que no sea solo poner nombres por poner, quiero que todos tengan su participación en este espacio que hemos conformado. De hecho, yo soy la cara visible, pero cada uno tiene un protagonismo y son parte de las decisiones que van a llevar el destino de nuestro pueblo al crecimiento.

-¿Me podés mencionar tres ejes en los que va a girar tu plataforma política?

Uno de los ejes más fuertes es industrialización, trabajar fuertemente con instalación de industrias en Piquillín. Ya estamos conversando con algunas empresas del área alimenticia y de otros rubros. Piquillín tiene las características que busca una industria para instalarse, somos un pueblo beneficiado por la autovía, estamos cerca de Córdoba, tenemos gas natural, en resumen, tenemos infraestructura para que una industria se instale en el pueblo. Otro de los ejes es trabajar con el emprendedurismo, ya hemos realizado algunas jornadas de capacitación, porque pensamos a futuro ir preparando a la gente. Una industrialización traerá un crecimiento poblacional y económico, entonces debemos preparar a todas aquellas personas que tengan algún emprendimiento, capacitarlos para que puedan generar a futuro fuentes de trabajo. Otro de los ejes es generar nuevas políticas en salud, tener organigramas del centro de salud, pensando también a futuro lo que la población está demandando que es el médico las 24 horas. Entonces ir preparando ese espacio tan importante y también evaluando alguna nueva especialidad que se pueda sumar. Además queremos trabajar fuertemente con educación. Como docente, quiero la formación de los jóvenes, trabajar con aquellos que por distintas situaciones no han logrado terminar el secundario. Somos de un pueblo en donde tenemos todas las modalidades, entonces debemos aprovechar eso para que nuestros vecinos se formen. Yo les puedo asegurar que el estudio es la única fuente de crecimiento personal.

¿Por qué la gente debería ir el 11 de junio a poner el voto por David Obregón?

Creo que la gente apuesta a un crecimiento real de nuestro pueblo, apuesta a tener los servicios y mejorarlos, y yo estoy invitándolos a darle confianza a un equipo nuevo y mejorado. Somos un equipo que buscamos un crecimiento próspero para nuestro pueblo, en donde haya oportunidades para todos. Nuestra propuesta se basa en eso, en que somos un equipo que con la fuerza de nuestros jóvenes vamos a buscar que nuestro pueblo salga adelante, para que nuestros jóvenes no se vayan. Un lugar en donde los niños tengan su espacio para disfrutar, en donde la tercera edad tampoco sea olvidada y que entre todos busquemos el beneficio comunitario. Queremos que Piquillín crezca pero que a la vez mantenga esa naturaleza de pueblo, en donde todos nos conocemos, en donde todos puedan, desde su lugar, ser partícipes de este lugar que todos amamos.

David Obregón junto a De Loredo en un acto político de la UCR.