Negocios

Ríos Morano: una nueva alternativa a la realidad inmobiliaria de Piquillín

«Queremos ser un nexo importante, para que los jóvenes puedan finalmente alquilar una vivienda y que el propietario pueda hacerlo con la seguridad de que va a dejar su inmueble en buenas manos», expresa Gustavo Ríos, responsable de la nueva firma inmobiliaria.

Nuestra inmobiliaria es familiar, soy martillero público y judicial, y también corredor inmobiliario. Básicamente mi función es encargarme de realizar asesoramiento inmobiliario, de administrar propiedades, hacer cobranzas de alquileres, compras y ventas de propiedades, tasaciones de terrenos y de hectáreas de campos y los respectivos contratos de cada uno de esos movimientos», se presenta Gustavo Ríos, el responsable al frente de la Inmobiliaria Ríos Morano.

«Hoy en Piquillín tenemos la complicada situación de que hay muchos jóvenes que quieren tener un hogar y les es difícil alquilar, y mucho más comprar. El único plan de viviendas que hay es el Promuvi, y aunque para algunos es accesible, para otros no tanto, entonces les cuesta acceder al programa», comenta Gustavo sobre la realidad inmobiliaria de la localidad.

«Eso sumado a la falta de departamentos y de casas, hace que todo sea aún más difícil», agrega.

«Hay casos de personas que tienen propiedades y no las alquilan, quizás por temor o malas experiencias. Nosotros como inmobiliaria debemos interceder y tratar de darle una solución a la gran demanda de viviendas que hay en el pueblo», asegura el martillero público.

«Las pocas propiedades disponibles son en su mayoría, alquiladas de forma particular, que está bien para aquellos que saben hacerlo y disponen del tiempo necesario. Pero sabemos que hay otra gente que no alquila porque no conoce y necesita un asesoramiento. Nosotros apuntamos a ese tipo de clientes. Nosotros nos encargamos de todo, de hacer el contrato, de buscar inquilinos responsables que paguen a término y con buenos garantes», explica.

El corredor inmobiliario detalla además como funciona la compra y venta de propiedades: «Actúo como intermediario de las dos partes, con un escribano nos juntamos y les explicamos a las partes que tiene que pagar cada uno». «También corroboramos que no haya inhibiciones, que las ventas se hagan con libre de deudas, con todos los impuestos pagos. Además hacemos control de pago, en dolares, que es como se están haciendo las operaciones inmobiiarias hoy», añade.

-¿Por qué el cliente debería confiar en la Inmobiliaria Ríos Morano?

Debería confiar por que somos profesionales y honestos, sabemos escuchar a los clientes, a los que les damos seguridad en las operaciones. Con nosotros van a ahorrar tiempo porque agilizamos los procesos. Tenemos una base de datos informática privilegiada porque estamos matriculados para trabajar como corredores para compra, venta y administración de alquileres de propiedades.

-¿La Inmobiliaria trabaja sólo en Piquillín?

Si bien la Inmobiliaria tiene base en Piquillín, y es en donde más estamos apuntando al ser locales, ya hemos trabajado en algunas operaciones en Córdoba, en Monte Cristo, en Río Primero, y hasta en Almafuerte, en donde estuvimos cerrando operaciones recientemente. Estamos abiertos a la posibilidad de trabajar en otras localidades de la zona en que requieran nuestros servicios.

-¿Algún mensaje a los potenciales nuevos clientes de la Inmobiliaria?

Que se comuniquen con nosotros. Estamos para ayudarlos. Queremos ser un nexo importante, para que los jóvenes puedan finalmente alquilar una vivienda, un PH o una casa, y que el propietario que no se anima pero que tiene la necesidad de alquilar, puedo hacerlo con la seguridad y confianza de que va a dejar su inmueble en buenas manos. Y también por supuesto a aquellos que necesiten realizar otras operaciones inmobiliarias, esperamos su consulta.