4 marzo, 2024

Moreno anunció que el Promuvi tiene un déficit de casi $190 millones, equivalentes a más de 10 viviendas

«Esa plata que no está, son viviendas que no se hicieron. Ese es el déficit que ahora nosotros tenemos que reconstruir mirando para adelante», manifestó el intendente en una reunión informativa sobre el plan».

Este viernes por la tarde, se realizó una reunión informativa sobre el estado del PROMUVI (Programa Municipal de Viviendas) en Piquillín, en el que se anunció que el plan tiene casi 190 millones de pesos de déficit, equivalentes a 10,5 viviendas.

«Los números que hemos recibido no son los mejores, tenemos que decirles en que condiciones estamos«, expresó el intendente David Moreno.

A su turno, el Secretario de Obras Públicas, Arq. Juan Gaitán aclaró que los datos que se anunciarían fueron los presentados por la gestión anterior.

Según dicho informe, el plan tiene 30 casas adjudicadas, 22 entregadas y 8 en construcción, de las cuáles hay tres que están casi listas para entregar. Además hay otras dos viviendas que ya fueron sorteadas, pero que no se inició su construcción.

«Hay 2589 metros cuadrados pagos divididos por los 60 metros de la vivienda, eso da que debería haber 43,18 casas construidas. Hoy son 30 las casas construidas, a eso se le suma el capital invertido en material, que equivale a 4,2 casas y herramientas equivalentes a 0,5 viviendas. El total da 8,48 viviendas de déficit a las que hay que sumarle las dos viviendas por construir, entonces sería 10,48 viviendas atrasadas«, explicó el arquitecto.

«Nosotros teníamos que informar esta situación. No podíamos dejarlo pasar de lado«, comentó Gaitán.

Seguidamente el Secretario anunció que los adherentes podrán optar por construir su casa con «ladrillo palmar», el cual abarataría el costo de la vivienda y a la vez haría que la construcción sea más rápida.

«El problema está y nosotros tenemos que encontrar la solución. Hay que dar vuelta la pagina y solucionarlo«, intervino Moreno. «Sabemos que hay contratos y los contratos se cumplen«, dijo el intendente en referencia a la posibilidad de cambiar el tipo de ladrillo.

«El ladrillo común es más caro y lento, y va produciendo déficit«, remarcó a la vez que reiteró que va a ser opcional para los adherentes esta decisión.

Luego el intendente anunció que quienes salgan adjudicados en el plan y accedan a un lote municipal, van a empezar a pagar el terreno una vez que estén habitando el inmueble. «Se va a hacer a través de un informe socioeconómico, para que sea más justo», explicó.

Retomando la palabra, Gaitán explicó que el déficit habitacional del PROMUVI, según el valor actual de la vivienda (13 millones de pesos) es de $139 millones a planilla de noviembre y con el valor actualizado, sumando un 36% de inflación, queda en un valor negativo de $189 millones.

«Tendríamos que tener 43 viviendas ejecutadas y tenemos 34. Esa plata que no está, son viviendas que no se hicieron. Ese es el déficit que ahora nosotros tenemos que reconstruir mirando para adelante«, manifestó Moreno.

«Es entendible que algunas personas se atrasen en las cuotas porque no ven avances en las construcciones, y eso también genera un déficit», expresó.

«Hay casas que llevan 14 mil ladrillos, en las que se han usado 20 mil. ¿Dónde están esos ladrillos?. No se«, remarcó.

Ante la consulta de una vecina sobre el retraso de construcción, Moreno contestó: «No es lo mismo hacer una vivienda que debería demorar 9 meses, en 3 años. Hay una vivienda que se pagó, al %100, $4.200.000 y nosotros la tenemos que construir en 13 millones».

«De ahora en más tenemos que empezar a reducir el tiempo de ejecución de una obra y tratar de evitar ciertas negligencias constructivas que vi como profesional«, sumó Gaitan.

«Hoy se llevan $3.600.000 en mano de obra, si se hicieran en nueve meses con cuatro albañiles serían $100.000 por mes, en el mejor de los casos, imagínense las casas que se hicieron en 2 años y medio o tres, el albañil se lleva $15.000 al mes para subsistir», comentó Moreno con respecto a la problemática con los albañiles.

«Esto provoca que los albañiles no quieran trabajar porque no puede llevar la comida a su casa. Tenemos que cambiar a un ladrillo o sistema de construcción que sea más rápido para que los albañiles terminen más rápido las casas«, agregó.

A esto, el arquitecto Gaitán propuso poner una fecha fija para solicitar la entrega de materiales y generar un control ante la pérdida de materiales: «La idea es que los chicos que estén trabajando se sientan conformes y les rinda el laburo«.

«Hemos conseguido proveedores que nos bajan bastante el precio del cemento. Si consigo cemento más barato las cuotas van a ser más baratas porque todo está traducido al valor de la bolsa de cemento, hasta el adoquinado y el cordón cuneta lo están», lanzó el Intendente Municipal.

«No queremos que la gente abandone el plan porque lo que se viene es bastante duro», remarcó.

«Al déficit lo tenemos que recuperar abaratando costos, al vecino que esté atrasado invitarlo a pagar las cuotas, eficientizando el armado de las casas, buscando mejores precios. Así vamos a tratar de equilibrar«, comentó después el jefe municipal.

«En campaña dijimos que teníamos nuestro proyecto de vivienda. Eso era en un escenario mejor, con este déficit no podemos lanzar un nuevo plan sin solucionarle este problema al adherente«, explicó.

«Una vez que logremos un equilibrio, podemos presentar nuestro proyecto, hoy en estas condiciones no podemos, no me daría la cara«, manifestó Moreno.

«Hoy nuestra prioridad es acomodar esto (el déficit de Promuvi), como lo estamos haciendo con otros números en rojo que tiene la municipalidad«, lanzó.

Sobre el final de la reunión, el Arq. Gaitán trató de darles tranquilidad a los socios del plan asegurando que «ustedes no se van a quedarse sin vivienda, el plan va a seguir funcionando».

Tras el final de la exposición, se eligió a la nueva comisión del PROMUVI de cara al año 2024. La misma estará conformada por Gustavo Daniele como representante del oficialismoDavid Obregón por parte de la oposición, dos adherentes titulares y dos suplentes.