Historias

Daniela y Carlos: una historia de amor al volante

Ambos son camioneros, ella reside en Piquillín y él trabaja para una empresa de transporte de esta localidad, y en el «Día del Camionero» sellaron su amor.

No podía ser otro día, tenía que ser en el «Día del Camionero», para que esta historia de amor cerrara un círculo que inició hace 10 años, cuando Daniela y Carlos se conocieron.

Ella es Daniela Sema, «la Nena», como les gusta que la llamen, incluso luce su apodo en un ploteo del camión que conduce, porque ella es camionera….¡sí, camionera! y según se ve en sus redes, orgullosa de serlo.

Él es Carlos Eduardo Romero, chofer también, que trabaja para Transporte Carrara una empresa de Piquillín, localidad en donde ella reside desde hace varios años.

Sus caminos se cruzaron en uno de sus tantos viajes a Mendoza, y nació algo entre ellos que por cosas de la vida debieron postergar por años. Hasta que se reencontraron en pandemia, en una época donde todo era descreimiento, ellos decidieron creer en el amor.

Así fue que tiempo después decidieron casarse, en su día, que fue el pasado viernes 15 de diciembre, el día -poéticamente- elegido para sellar su amor en el registro civil de la localidad de Pilar.

“Él apareció en el momento justo de mi vida para salvarme. Es mi salvador”, dijo Daniela. “Ella es la luz de mis ojos”, afirmó él. Sus testimonios fueron reproducidos por Cadena 3, el medio que ambos escuchan en sus viajes y que tuvo que ver en esta historia, al menos dándola a conocer.

Pero el cuento no terminó ahí, tras casarse por civil, Daniela adelantó que habría boda el sábado y que llegaría a la Iglesia en camión. Así fue.

Y colorín colorado, los protagonistas de este cuento seguirán viajando, pero ahora con un anillo de boda en sus manos.