DeportesEventos

La Filial de Talleres de Piquillín celebra su décimo aniversario

El conjunto de simpatizantes del club albiazul organiza una cena show en el salón del Centro de Jubilados el próximo Sábado 26 de Agosto. Las tarjetas se reservan hasta este viernes 20.

La Filial de Talleres «Mario Cuenca» de la localidad de Piquillín, celebra el próximo sábado 26 de agosto el décimo aniversario de su creación, con una cena en la que estarán presentes glorias albiazules de todos los tiempos, entre ellas, Daniel «la Rana» Valencia.

«Estamos organizando la cena aniversario y va a venir mucha gente ligada al club. Va a ser una cena show, con muchos invitados», le cuenta a este medio, Sebastián Álvarez, uno de los fundadores de la filial.

«Recién este año nos organizamos mejor, después de unos años tranquis, y estamos por realizar una fiesta del Día del Niño, con la colaboración de algunos negocios del pueblo y de donaciones que llegarán de Monte Cristo», comenta.

Sobre como se reorganizaron para poner en actividad nuevamente a la filial, Sebastián explica: «A fines del año pasado nos juntamos con filiales de todo el país y de otros países también. A esa reunión fuimos con Chinino (Sergio Molina) y ahí dijimos que teníamos que volver a movernos».

Ante la consulta de los orígenes de la filial, Seba recuerda que desde el club «pedían un mínimo de socios para que seamos filial y con mucho esfuerzo lo logramos». «Marcos Rava, Mauro Álvarez y la mamá de mis hijas, Adriana Guerra, fueron algunos de los que estuvieron conmigo en los inicios», rememora. «El nombre elegido fue porque Mario Cuenca fue protagonista de dos grandes logros del club: la final ganada a Belgrano en el ´98 y el título de la Copa Conmebol», explica.

Este año, desde la filial se hicieron rifas y venta de choris, incluso tuvieron un stand en la Expo Tunning, y con lo recaudado hicieron una bandera identificatoria del grupo, que llevan a cada partido de la «T». También hicieron remeras.

Para ser socio de la filial no hay costo, pero sí los que quieran ir a la cancha deben asociarse al club. Eso sí, los que se asocien a través de la filial tienen un importante descuento en la cuota. Además, desde la filial realizan el trámite también sin costo y el carnet llega a la localidad sin necesidad de tener que viajar hasta Córdoba a retirarlo.

Hoy por hoy son alrededor de 50 personas las que participan de la filial. De ellas, 35 son socias del club y en la previa de cada partido de local se juntan a comer un asado para después ir a alentar al club de sus amores a la cancha. Y cuando Talleres juega en otra provincia por Copa Argentina, siempre hay algún miembro representando a la filial.

«Talleres es una familia, reúne a gente que ama los colores y con la que compartimos momentos únicos», expresa Ezequiel Balmaceda, uno de los miembros de la filial que se sumó este año.

«A los viajes los hacemos a pulmón, nuestros gastos los sacamos de nuestro bolsillo. La recaudación es para los eventos que organizamos y recientemente colaboramos con la familia Coronel. Siempre estamos haciendo algo para ayudar», aclara.

«A veces hay chicos que se quedan sin ir por falta de movilidad, por eso uno de los objetivos que tenemos es poder contratar traffics o colectivos para llevar gente a los partidos», añade.

«Nos hemos hecho de amigos en la filial. Si bien nos conocíamos del pueblo, pero de pasada. Ahora nos estamos juntando semanalmente, convocados por Talleres, que es una pasión que nos llevó a formar un grupo hermoso», manifiesta Gabriel Álvarez, otro de los nuevos nombres del grupo.

«Siempre fui hincha de Talleres pero no había tenido la posibilidad de ir a la cancha. Desde que fui, ya no quiero faltar a ningún partido. Es apasionante estar en la tribuna», describe «Nano» Gutiérrez.

«Los invito a todos los hinchas de Talleres que hay en Piquillín, a que se sumen a esta gran familia», cierra Sebastián, el líder de la agrupación «matadora».

Cabe recordar que la cena aniversario será en el Salón del Centro de Jubilados y las tarjetas se pueden confirmar hasta este sábado 19.