EntrevistaPoliticaSociedad

Rubiolo: «El error fue más bien político y no tanto de gestión»

El intendente analizó las pasadas elecciones y tras la victoria de Hacemos por Piquillin expresó que el comité radical local deberá hacer una gran autocrítica.

El intendente de Piquillín, Horacio Rubiolo decidió apoyar en estas elecciones, al candidato Franco Carrara Moine, que se postuló por Piquillín Unido. Lo extraño del caso es que el mandatario había llegado al poder representando al radicalismo, espacio al que decidió no alinearse en los comicios del 11 de junio.

La victoria electoral correspondió finalmente al abogado David Moreno (Hacemos por Piquillín), quien cortó una hegemonía radical de 32 años consecutivos en el gobierno.

Tras los resultados electorales, Rubiolo quiso analizar frente a El Piquillense, la campaña electoral que determinó la vuelta del justicialismo al poder.

¿Cómo vivió el desarrollo de los comicios electorales del domingo?

La verdad que fue un domingo histórico para Piquillín, con un porcentaje de votantes altísimo. Eso quiere decir que más allá de la que la gente quiso votar, cada espacio también trató de atraer al máximo de votantes. Fue un domingo en democracia, más allá de las chicanas políticas que siempre están, creo que dentro del colegio se produjo todo con normalidad. Hasta que se dieron los resultados todo fue tranquilo. Solo me llamó la atención la suma cordialidad entre dos espacios, que no eran el nuestro, pero bueno, ellos sabrán por qué.

-¿Qué está queriendo decir con esta última frase?

Eso es lo que yo vi. Yo he vivido varias elecciones, y siempre había una competencia feroz entre los partidos tradicionales. Esta vez noté algo muy especial. Había una relación muy amigable entre la gente de Hacemos por Córdoba y y el radicalismo, tanto fuera como dentro del colegio. Eso me dio que pensar, porque generalmente son dos espacios que han estado muy enfrentados políticamente.

-¿Por qué cree que se dio esta situación?

Es muy claro que en el radicalismo hubo un rechazo hacia Franco (Carrara Moine). Y él al sentirse excluido creó su propio espacio, y ahí se generó un rechazo mayor, porque hizo una gran campaña y con chances de ganar. Creo que el acercamiento de la UCR al justicialismo tiene mucho que ver con que Franco no haya ganado. Pero el aún así hizo una gran elección y se que eso a muchos les duele.

¿Crees que mas allá de la derrota fue una gran campaña de Carrara?

Si, fue exitosa porque fue en un espacio que arrancó de cero. En tres meses se formó un gran equipo, un espacio que incluyó a grandes personas de distintas procedencias. Por eso para Piquillin Unido es casi un triunfo. Más si lo comparamos con un radicalismo que quedó en el tercer puesto cómodo. Esto le da un gran espaldarazo de acá al 2027.

-¿Para vos Piquillín Unido llegó para quedarse como una alternativa electoral?

Yo creo que si, que pueden mantener una continuidad, que van a seguir trabajando porque el grupo que armó Franco me sorprendió. Nunca pensé que podían tener un espacio tan pujante en tan poco tiempo. Se pusieron al hombro todo el trabajo que significa armar una campaña electoral. Se que tienen un gran compromiso para seguir trabajando por sus ideas y como primera oposición van a acompañar al próximo gobierno pero agregándole su impronta. Mientras, se van a preparar para otra oportunidad.

Rubiolo le dio su apoyo a Franco Carrara Moine, que se postuló por Piquillín Unido.

«No es Franco quien rompió el radicalismo, los responsables de la fractura fueron algunos miembros del Comité, que no supieron manejar la situación y no evitaron la división. Alguna culpa podemos aceptar, pero fue el Comité el que generó todas las condiciones para que Franco no llegara a ser candidato del radicalismo», expresa con algo de fastidio el intendente. «De acá en mas la UCR deberá hacer un autocrítica muy grande, porque yo creo que al no haber permitido que Franco sea su candidato, perdieron el gobierno», sentenció.

«Fijate la cantidad de votos que sacó Franco sin ir por un espacio tradicional, eso corrobora la calidad de candidato y de persona que desperdició el radicalismo, a quien aventajó por 12 puntos», analizó el jefe municipal. «El resultado que sacó Franco es indiscutiblemente muy bueno y no ganó la elección por el capricho de algunos», agregó.

-¿Como queda afectada tu militancia en el radicalismo tras haber apoyado a otra fuerza en esta campaña?

Muchos dicen que yo voy a tener que darle explicaciones al radicalismo y yo creo que el Comité local es el que va a tener que darle explicaciones de cómo sucedieron las cosas. Por qué esto se generó por el obstinamiento de 8 o 10 personas que se opusieron a una interna abierta o una encuesta general, formas más democráticas para tomar una decisión. Fijate que en 2019 se produjo una situación parecida, pero en ese momento, más allá que tuve mis diferencias con quien era el presidente del Comité, reconozco que fue una persona muy inteligente con muchos años de política y que no se dejó llevar por un capricho, entonces al generarse una interna, se hizo una encuesta y así se decidió mi tercer candidatura. En esta campaña, las encuestas decían que Franco era el mejor candidato, pero no lo quisieron aceptar.

-¿Hubo alguna instancia de mediación para logar que se aceptara la candidatura de Carrara?

Si, pero no sirvieron de mucho, porque ellos tenían ya la decisión tomada. Franco fue aceptado como precandidato y con eso empezó a andar la calle en principio de manera informal, publicó algunas cosas en redes sociales y al ver la buena respuesta de la gente a su propuesta, pensamos que iban a dar el brazo a torcer, pero no. La verdad es que a Franco se lo rechazó desde el primer momento e hiciera lo que hiciera, no iba a ser aceptado.

Hasta hubo un momento dado, en el que David (Obregón) llegó a un acuerdo para ir juntos, pero con Franco como candidato, fue una reunión privada entre ellos, en donde no quedó nada asentado. Pero a la semana siguiente David le comunicó a Franco que por decisión de su equipo, no se bajaba y seguía en carrera como precandidato.

Eso cayó como un balde de agua fría, porque no se cumplió la palabra. Después el comité llamó a una reunión en donde a mí me me ignoraron, no me invitaron. La forma de elegir el candidato era una asamblea abierta de Comité donde iban afiliados y simpatizantes, pero en la que votaban sólo los afiliados. Entonces Franco no estuvo de acuerdo y yo tampoco. No estábamos de acuerdo con ese sistema, porque no nos parecía el correcto. Entonces, ahí ya se rompió la relación. Ellos adjudicaron como su candidato a David Obregón y Franco debió armó su espacio político.

-¿Tras confirmarse las candidaturas por separado, hubo algún otro intento de acuerdo entra las partes?

Hubo conversaciones con la posibilidad de volver a unir al partido, pero no se llevó a cabo, porque ellos ellos imponían condiciones con las que no estábamos de acuerdo.

-¿Entonces está confirmando que Carrara estuvo dispuesto a volver a unir al partido?

Siempre estuvo dispuesto porque se sabía que dividiéndonos no era ventajoso, pero lamentablemente un sector del comité se cerró porque el rechazo hacia Franco era absoluto.

-¿Si Carrara iba como único candidato del radicalismo, piensa que él podía haber ganado las elecciones?

Si, estoy totalmente convencido, sé que quizás una parte del radicalismo no lo iba a apoyar, pero Franco atraía mucho voto independiente o peronista, entonces iba a ser un un triunfo contundente.

-¿Como quedo tu relación con el comité departamental de la UCR?

Yo voy a seguir cumpliendo con mi trabajo hasta terminar mi gestión, representando a Juntos por el Cambio. Políticamente las condiciones no se dieron para alinearse al partido en esta nueva elección. Son cosas del momento. Pero acompaño al partido en las elecciones del 25 de junio. Tendré un perfil más bajo que el habitual, pero voy a acompañar la candidatura de Fernando Brasca como legislador y de Luis Juez como gobernador, mi corazón sigue siendo radical.

-¿Y tu relación con el Comité local como será de ahora en mas?

Ahora estoy excluido, el comité local hoy está dominado por una decena de personas que tendrán que hacer una gran autocrítica. Porque, vuelvo al repetir, Piqullín Unido les sacó una diferencia muy grande, entonces tienen que entender que no todo puede depender de sus decisiones particulares o personales.

-Después de 32 años el radicalismo no va a gobernar Piquillín, ¿eso le duele un poquito en el ego?

Por mi simpatía por el partido me va a doler que no siga alguien de nuestro riñón o de la sangre del radicalismo, pero bueno, creo que David Moreno es una persona de bien, una persona laburadora, así que yo tengo la confianza de que va a ser un buen gobierno, además le dejamos las condiciones para que justamente pueda hacerlo. Lo justifico por las propuestas de todos los candidatos, que más allá de alguna idea nueva muy puntual, todos hablaron de seguir trabajando en lo que se está haciendo o mejorando, lo que quiere decir que vamos por el camino correcto.

-¿Crees que están dadas las condiciones para un crecimiento sostenido de Piquillín?

Sí, totalmente. Esta semana empezamos con la obra de gas domiciliario, hay mas cordón cuneta, asfaltado, iluminación, la autovía… así que tienen el camino allanado para hacer que Piquillín crezca.

Me reía en campaña, porque los candidatos prometieron la fibra óptica para el pueblo, y bueno, a eso nosotros ya lo venimos hablando con la Cooperativa, que ya está trabajando en un proyecto para la distribución del servicio. Eso y otras cosas me dan la satisfacción de que de que no hemos hecho mal las cosas, porque todos ven cómo Piquillín viene creciendo. Entonces, uno considera que en esta campaña el error fue más bien político y no tanto de gestión.

-¿Cómo vas trabajar en estos casi seis meses de gestión que quedan?

Voy a a seguir trabajando con el mismo compromiso hasta el ultimo día de gestión. Ya llega el gas natural, estamos trabajando con la ampliación del Centro de Salud, estamos construyendo el edificio para el cajero automático, todas obras que van a estar antes de fin de año. Así que si es por trabajo, vamos a seguir trabajando y creo más que antes. También vamos a finalizar varias casas de Promuvi y las viviendas semillas, hay mucho trabajo, que se seguirá haciendo.

-¿Con qué municipio se va a encontrar Moreno?

El nuevo intendente se va a encontrar con un municipio ordenado desde lo administrativo y con las finanzas muy bien cuidadas.

-¿Un mensaje para la gente?

Es en primer lugar felicitar a David Moreno por su triunfo y a Piquillín Unido por la gran eleción que hizo. Al Comité Radical les digo que hagan un balance de lo sucedido, y para el pueblo en general, la verdad que felicitaciones por haber participado en ese porcentaje de los comicios. Sabemos que va a cambiar el color político que administrará la Municipalidad, pero yo creo que todos tenemos un mismo objetivo cuando estamos acá y es trabajar por el pueblo. Y creo que el mismo pueblo es el que tiene que brindar su parte para que la gestión pueda ser más efectiva. Me quedan seis meses todavía para para trabajar, así que nos vamos a estar estar viendo en acción todavía.

«Voy a a seguir trabajando con el mismo compromiso hasta el ultimo día de gestión», expresó el intendente Horacio Rubiolo.